De ediciones especiales, limitadas y de coleccionista

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

No es un fenómeno nuevo lo de las ediciones especiales, limitadas y de coleccionista en esto de los videojuegos pero parece ser que es en la presente generación cuando se ha experimentado un auténtico boom en cuanto a su presencia en el mercado. Ahora junto a la versión normal de toda la vida de un juego podemos ver una o más ediciones de esas a precios no muy bajos precisamente, cuyos extras a veces no justifican del todo su existencia.

Puede que parte de su razón de ser venga dada por el aumento de los jugadores con afán coleccionista que desean tener los juegos que les gustan con una presentación única y exclusiva o porque se sienten atraídos por los extras que incluyen. Respecto a los extras cabe debatir si lo que incluye vale o no el precio que se pide, ya muy comunes suelen ser los libros de arte (artbooks), bandas sonoras, making off (cómo se hizo), mapas, láminas ilustradas, pósters y DLC variado, últimamente hasta se ven muchas camisetas y otras prendas de ropa como los calzoncillos a lunares que venían con cierta edición deluxe de Catherine. Menos comunes son figuritas, estatuas, colgantes, bustos, miniaturas a escala, o cualquier otro elemento realmente único y difícil de conseguir a no ser que sea a través de esa edición en concreto. Aquí ya entra la escala de valores de cada uno y el pensar si esa cantidad de euros que vale compensa nuestras ganas de tenerla.

Cosa curiosa que sólo sucede con estas ediciones especiales y de lujo es que en estos casos el precio no suele ser un impedimento para según qué jugadores. Así como se suele criticar bastante lo que vale un juego de estreno, bastante caros en España por cierto, tengo varios casos bien documentados de personas que se compran juegos de salida y todo en edición especial, limitada o de coleccionista, lo que se tercie. Basta con pasearse un poco en foros de videojuegos para recalar en algún post de “últimas compras” para ver la cantidad de gente que se ha gastado un dineral en ediciones Crystal de Final Fantasy XIII-2 y de coleccionista de Soul Calibur V, o las próximas de Mass Effect 3, The Witcher 2, Catherine y Sainy Seiya Battle for Sanctuary; antes ya fueron la Pandora’s Box de God Of War III, Gran Turismo Signature Edition y otras tantas más. ¿Qué cada uno hace lo que quiere con su dinero? Cierto es, sí, pero como dije resulta cuanto menos chocante que se quejen de los 70 € por juego de novedad y en estas ediciones no se repare en gastos…

Por último quisiera referirme a la diferencia que existe de estas ediciones en Europa frente a USA y Japón. Bueno, los japoneses siempre serán un mundo aparte y tienen ediciones especiales de casi todo juego que sale a la venta, como una de Valkyria Chronicles por la que aún le hago vudú a SEGA, pero en USA también disfrutan de bastantes ediciones de estas que muchas veces no nos llegan, como las de Atelier Rorona y  Atelier Meruru o la de Disgaea 4, y si lo hacen es de forma muy distinta como la edición deluxe de Catherine, las de los Agarest Generations Of War, o la de LittleBigPlanet 2. ¿Motivos? Las distribuidoras europeas, ellas deciden si hay edición especial y en todo caso el contenido de las mismas en tierras PAL y por ello son tan distintas unas de otras. Por ello los hay que recurren a la importación para hacerse con una edición limitada, especial o de coleccionista que valga la pena, descartando la versión europea que en muchos casos deja algo que desear.

Personalmente soy del tipo de jugador al que le gustan esta clase de ediciones y de vez en cuando adquiero alguna que otra cuando la economía lo permite y considero que lo que lleva vale la pena. Aunque de todas formas siempre nos quedará la versión normal.

Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios.