Grandes RPG's de PSX: Final Fantasy Tactics

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

Primer número de esta serie de artículos en la que recordaremos viejas joyas del género.

Si hubo un género en especial que cautivó a este redactor y que le brindó más horas de entretenimiento que cualquier otro en la antigua PSX, ese es sin duda el de los RPGs. Cuando pensamos en ese género y en esa consola, a todos nos viene un nombre a la cabeza: Squaresoft.

Todo el mundo recuerda las tres obras magnas que hizo Square en aquella época: Final Fantasy VII, VIII y IX. Juegos con una excelente crítica y una gran acogida, que se encuentran en el podio particular de muchos jugones y que popularizaron los RPGs por nuestras tierras. A esos tres juegos (y en especial a FFVII) les debemos, entre otras cosas, el que más tarde se animasen más compañías japonesas a traducir sus obras, que no es poco. Sin embargo, Square hizo muchos más juegos que no tienen nada que envidiarle a ese gran trio, y hoy hablaremos del primero de ellos, un spin-off de la misma saga: Final Fantasy Tactics (FFT en adelante).

El juego fue lanzado en Japón en el año 1997, y llegó a América un año después. De su desarrollo se encargaron, principalmente, los equipos responsables de las sagas Ogre Battle y Tactics Ogre, es decir, Quest Corporation, quienes más tarde serían adquiridos por Square y trabajarían en otros juegos de la saga como Final Fantasy Tactics Advance.

Hay dos cosas en particular que caracterizan a FFT y que le diferencian de los juegos numerados de la saga: su jugabilidad y su historia.

En lo que concierne a la jugabilidad, FFT no es un JRPG al uso sino que, tal y como su nombre indica, es un juego de rol táctico. Las batallas continúan siendo por turnos, pero en áreas isométricas tridimensionales; mapas divididos en cuadrículas por donde podemos mover libremente a nuestras unidades. Si queremos atacar a un enemigo deberemos situarnos junto a él, aunque también contaremos con ataques de largo alcance, e incluso con magias y habilidades que afectarán a un área (varias cuadrículas) permitiendo golpear a más de un enemigo a la vez. Pero cuidado, que si hay algún aliado cerca nuestra magia podría debilitarle también.

FFT conserva muchos de los elementos característicos de la saga, como por ejemplo los jobs, que son los trabajos o clases a las que pertenecen nuestros personajes (mago negro, mago blanco, etc.) y que podremos ir mejorando, al igual que el nivel, e iremos desbloqueando nuevos jobs, cada uno de ellos con habilidades únicas. También tendremos tiendas donde comprar objetos y equipo, batallas contra final bosses, etc.

Por todos los motivos comentados hasta ahora, FFT es un juego mucho más estratégico que aquellos a los que nos tenía acostumbrados Square por aquel entonces con su saga estrella. Aquí no hay combates que puedan ser superados aporreando simplemente el botón de atacar, deberemos tener muchos más factores en cuenta aparte del nivel y el equipo si queremos tener un buen grupo, y las batallas, por lo general, tendrán una duración muy superior.

Preparándose para la ardua e inminente batalla.

En lo referente a la historia, Square nos sorprendió con un argumento mucho más complejo y maduro que aquellos que podían verse por aquel entonces en los capítulos numerados de la saga. FFT no trata, simplemente, de recoger cristales y/o salvar el mundo, va mucho más allá, presentándonos un mundo en pleno periodo de guerras, con intrigas políticas, diversas facciones tratando de hacerse con el poder, la iglesia inmiscuyéndose, traiciones, etc. En definitiva, una trama que hará las delicias de los más exigentes.

Como primera curiosidad, el juego transcurre en Ivalice, un lugar ficticio donde, además de transcurrir todos los Final Fantasy Tactics de la saga, también tienen lugar los hechos acaecidos en el algo más reciente Final Fantasy XII. De hecho, en el remake del FFT lanzado en PSP, Balthier es uno de los nuevos personajes que incorporaron.

Eso sí, el FFT original ya contenía personajes de otros juegos de la saga (entre otros muchos guiños). ¿Os suena de algo el muchachote de aquí abajo?

«¡Allévoy!»

El juego, por desgracia, no salió en España ni fue traducido a nuestro idioma. Aunque, si queréis probarlo y no domináis mucho el inglés, estáis de enhorabuena pues ya se encuentra disponible, desde hace bastante tiempo, una traducción del juego al español hecha por fans que os permitirá disfrutarlo mediante emuladores. También podéis lanzaros a por el remake de PSP, Final Fantasy Tactics: The War of the Lions, una versión mejorada del juego que incluye nuevos personajes (Balthier y Luso), nuevos jobs (Onion Knight y Dark Knight), nuevas misiones y corrige algunos errores.

Si sois insaciables y os quedáis (u os quedasteis) con ganas de más tras completarlo, siempre podéis darle una oportunidad al resto de juegos ubicados en Ivalice, que no son pocos: Final Fantasy Tactics Advance, para Game Boy Advance; Final Fantasy Tactics A2: Grimoire of the Rift, para Nintendo DS; Final Fantasy XII, para PS2, y Final Fantasy XII: Revenant Wings, para Nintendo DS. 

Nombre con el que se conoce al grupo de juegos ubicados en Ivalice.

Eso sí, me veo en la obligación de advertiros, para evitar futuras decepciones, que los FFT Advance no son exactamente iguales que su hermano mayor. La jugabilidad continua siendo excelente, pero perdieron su buena historia por el camino. En estos juegos ya no hallaréis esa riqueza y esa madurez en la trama, más bien os encontraréis con una historia al nivel de los juegos de segunda de Square. Se nota que sacaron estas obras con la intención de hacerlas llegar a un público más amplio. También debo decir que FFT Advance incorpora ciertas novedades jugables de lo más jugosas (no todo iba a ser malo), como la incursión de los jueces y las leyes que harán los combates más interesantes y podrán meternos en un buen apuro.

Pero si lo que queréis es jugar a algo que mantenga la "esencia" (por así decirlo) del FFT original, deberíais darle una oportunidad a Tactics Ogre: Let Us Cling Together, juego desarrollado por el mismo equipo y que también dispone de un excelente remake en PSP, y también a la saga Vandal Hearts, igualmente disponible en PSX, cuya trama es aún más madura y cruda si cabe y de la que ya hablaremos en profundidad en futuros números.

¡Hasta la próxima!